Páginas

viernes, 14 de noviembre de 2008

Entrevistando a... Montse de Paz

Lo bueno de estar todo el día en una posada es que conoces gente de todo tipo. Por aquí desfilan desde los charlatanes con la cara más dura del reino hasta los esforzados soldados curtidos en ciento y una batallas. Con todos ellos se habla y siempre se puede aprender algo. Las más de las veces son cuentos y chascarrillos, aunque de vez en cuando aparece algún personaje que sin pretenderlo encandila al personal y termina siendo el centro de atención de la velada. Esta gente suele tener un mismo denominador: saben narrar el más común de los sucesos de manera que parece una aventura… Así que imaginad cuando narran alguna de sus andanzas por estas peligrosas y frías tierras.
Pasó hace poco, y uno que ya ha desarrollado un sexto sentido, en cuanto la vio cruzar el umbral, lo supo: acababa de entrar un hada.
Su apariencia era sencilla y no había nada en su atuendo que reclamase más atención que la justa. Pero no podía esconder sus ojos, vivos e inteligentes. Su voz, dulce y clara, certificó la primera impresión. Pidió agua y algo para comer.
Yo ya había oído hablar de aquel ser lleno de magia. Era Elisabet Parés, autora de la novela “Estirpe Salvaje”, de reciente aparición; una escritora de brillante futuro (así me lo aseguran los gnomos de la posada) que no ha hecho más que comenzar una brillante carrera profesional.
Esto fue lo que hablamos, más o menos, durante aquella noche.

¿Montse o Elisabet?
Como quieras. Mi nombre real es Montse de Paz, pero mi nombre de guerra en los foros literarios es Elisabet, y ya me he acostumbrado tanto a él que forma parte de mi identidad, le tengo cariño.

¿Por qué elegiste Elisabet?
Bueno, ¡es un poco largo de explicar! Tiene que ver con mis orígenes. Elisabet es la versión en catalán de Isabel, un nombre hebreo. Una parte de mi familia es catalana, pero los antepasados de la otra parte, al parecer, eran judíos… Hay otros motivos, pero no los voy a explicar todos aquí... :)

Al grano, preséntanos tu última obra.
Estirpe Salvaje es mi primera novela publicada. En pocas palabras, se trata de una historia de aventuras, donde sus protagonistas luchan contra viento y marea por sobrevivir y encontrar su lugar en el mundo. Situada en un marco ficticio, inspirado en la Europa nórdica de la alta edad media, va narrando la evolución de estos personajes desde su infancia hasta su adolescencia y juventud, en un país sacudido por las guerras y las intrigas de poder.

¿A qué público va dirigida?
Es una novela considerada juvenil, es decir, ideal para jóvenes a partir de doce años. Pero la verdad es que, por lo que veo, la disfrutan tanto adolescentes como adultos, y no es muy apta para niños pequeños. De manera que podríamos decir que es “para todos los públicos”… con un “rombo”.

¿Por qué elegiste ese título?
Los títulos de los libros me vienen por inspiración súbita, pero siempre tienen algo que ver con sus protagonistas. En este caso, el título se me ocurrió apenas comenzar a escribirla, y viene a expresar la fuerza de sus personajes, su arraigo en la tierra, su nobleza y a la vez su fiereza. Los protagonistas de la novela son muchachos con un gran coraje e instinto de supervivencia.

¿Cómo consigue un escritor novel publicar una novela fantástica con una editorial tan potente como Espasa-Calpe?
Creo que lo debo al buen hacer de mi agente, Sandra Bruna, que en seguida se entusiasmó con la novela y la supo mover bien. Una agencia es un estupendo trampolín para un autor novel, y a la vez es una garantía de calidad ante las editoriales.

Cuéntanos qué sentiste cuando cogiste por primera vez tu libro impreso.
Muchísima emoción. Y… ¿cómo decirlo?, ternura. Un libro es en cierto modo como un hijo tuyo (ya sé que la comparación es exagerada), y lo recibí con ilusión tremenda porque, además, me llegó a casa cuando todavía no lo esperaba, casi un mes antes de que se distribuyera en librerías. Esa portada, la presentación tan cuidada… nunca imaginé que mi primera novela saldría en un formato tan bonito.

¿Y cuando lo viste en una librería?
Pues no dejas de sentir satisfacción e ilusión, como una niña con zapatos nuevos. En mi ciudad lo he visto en dos librerías: en una lo tienen en el escaparate, y en otra, más grande, junto a otros best seller juveniles… ¡Tengo que hacer fotos antes de que desaparezcan! Son recuerdos imborrables.

¿Qué más obras tienes publicadas?
Tengo publicados dos libros que no son de ficción: uno de autoayuda, Cómo curar los sentimientos negativos, y otro de espiritualidad, Mujeres de Dios, publicado por Ediciones Mensajero.

¿Y en mente?
¡Por lo menos todas mis novelas! Tengo escritas seis más. Mi agente va a mover tres durante el próximo año, a ver si logro publicar una tras otra. Y tengo una trilogía que retocar. Además, ya me bullen otras ideas, al menos para cinco o seis novelas. También tengo dos libros de autoayuda medio planeados, y otro de espiritualidad. De modo que me espera trabajo para unos cuantos años, eso sin contar lo que se me vaya ocurriendo en el futuro.

¿Cómo se curan los sentimientos negativos?
¡Qué difícil contestar en una frase! En mi libro hay respuestas… respuestas de psicología casera y mucho sentido común. Resumiendo, te diría que un remedio que nunca falla es el perdón. Y otro, la aceptación de uno mismo. ¿Quieres un tercero? Deja de mirarte el ombligo y sé creativo. Mira el ancho mundo, quiere a la gente, haz cosas bellas y olvídate de ti mismo y tus problemas. Cuidar y amar a los demás es la mejor medicina para los dolores emocionales, te lo aseguro.

Has decidido ceder todos los beneficios a la fundación ARSIS. Háblanos un poco de esta fundación y cuéntanos a qué se dedica.
La Fundación ARSIS nació como iniciativa de un grupo de personas, entre las que me cuento. Llevamos más de catorce años trabajando en unos barrios de Badalona, tirando adelante diversos proyectos educativos y de atención social. Especialmente atendemos a niños y jóvenes en situación de riesgo, a mujeres, inmigrantes y personas en el paro. Para saber más, os invito a nuestra web: http://www.arsis.org/.

En esta fundación he aprendido muchísimas cosas, además de adquirir unas experiencias que me han enriquecido como persona y que me han permitido ahondar en la naturaleza humana. Todo esto se refleja de algún modo en mis novelas. ¡Qué mejor que destinar los beneficios de una novela juvenil a un proyecto que favorece a niños y jóvenes!

¿Por qué crees que los jóvenes leen menos ahora que antes?
Un motivo es el impacto arrollador de la cultura audiovisual, que hace más cómodo y distraído “ver” la tele o divertirse con los videojuegos que leer, aunque sea mucho menos creativo. Se lee poco en las familias, incluso en las escuelas. Me parece que los programas educativos no fomentan lo bastante las habilidades lectoescritoras de los niños. Muchos niños piensan que leer es aburrido porque les cuesta y sencillamente no entienden lo que leen. No han descubierto que detrás de una página llena de letras se esconden mundos enteros mucho más maravillosos que todas las imágenes que puedan ocupar una pantalla.

¿Qué podemos hacer para que los chavales lean más?
Creo que lo primero es fomentar la lectura en los hogares, y es difícil si los padres no son aficionados a leer ni tienen muchos libros en casa. Los niños han de descubrir que leer es un placer enorme, fuente de muchísimas satisfacciones, y la mejor enseñanza es el ejemplo. En segundo lugar, la escuela debería alentar este hábito: mediante buenos programas educativos que resalten las habilidades comunicativas y expresivas, métodos creativos, dinámicas en las clases, en la biblioteca… Todo esto, desde que los niños son muy pequeños. Por último, socialmente se podría estimular la lectura a través de los medios de comunicación, incluso de la televisión o el cine, y facilitando el acceso gratuito a libros o abaratando sus precios.

Por supuesto, los best seller juveniles como Harry Potter y otras sagas que tocan la sensibilidad de los lectores y los atrapan en sus historias son los mejores instrumentos para fomentar la lectura entre los chicos.

¿Confiesa, cuántas horas le echas escribiendo al día?
Cuando estoy escribiendo una novela, entre dos y tres. Si me embalo, pueden ser más.

¿Corriges o reescribes mucho lo que escribes?
Pues sí, porque escribo muy rápido, así que luego toca corregir. Cuando acabo un libro, le hago una primera corrección. Después, lo dejo reposar un tiempo y vuelvo. ¡Siempre es mejor corregir en frío! Entonces ves fallos o arrugas en los que antes no habías reparado. Y luego, si ya vas a publicar, vendrán más correcciones. A Estirpe le pasamos tres revisiones antes de la versión definitiva.

¿Dónde encuentras la inspiración?
En mi cabeza. Las historias brotan dentro de mí, supongo que fruto de lecturas, experiencias y fantasías que han dejado su poso en mi imaginación. A veces una historia que me han contado, un programa de televisión, un artículo de una revista, incluso un paisaje, me sirven de espoleta para engendrar un relato.

¿Y si te asalta un día por la calle, qué haces?
Dios mío, ¡eso me ha pasado muchas veces! Pues voy repitiéndome por dentro las frases, la secuencia de acciones, el diálogo… hasta que llego a casa y encuentro unos minutos para escribirlo, o hacer unas notas rápidas para luego desarrollarlo. ¡Intento no perderla!

¿Nunca has tenido ideas geniales que se te han olvidado por no apuntarlas?
No, creo que no. Lo que sí me ha ocurrido es haber hilado algunas frases o incluso compuesto unos versos que me parecían “geniales” y luego, si he tardado en escribirlos, ya no salen igual… Creo que era Tolkien quien decía que es como cortar flores en el campo y llevarlas a casa, ¡llegan marchitas!

¿Quién es la primera persona que lee tus escritos? ¿Sigues sus consejos?
Uy, depende. Ahora mismo, la primera persona que lee mis últimas novelas es mi agente o alguien de su equipo. Pero mi primera obra –la que abre la trilogía– la leyeron algunos amigos de los foros literarios. Uno de ellos me hizo una crítica muy interesante y, aunque no seguí sus consejos, sí me ha dado mucho que pensar… Esa novela la voy a reescribir de principio a fin.

Mis relatos breves, en cambio, los cuelgo en los foros donde participo y los leen muchos colegas, que me hacen sus críticas y comentarios. Cuando se trata de correcciones estilísticas y gramaticales suelo seguir sus consejos. Si no son faltas graves, al menos los tengo en cuenta.

¿Cuando escribes lo haces siguiendo un guión previamente establecido o simplemente te sientas y comienzas a teclear lo que va saliendo?
En el caso de las novelas, la historia está en mi mente, completa. Sé cómo empieza, cómo acaba, quiénes son los personajes y lo que ocurre entre medio. Sigo un hilo argumental que a veces anoto, en forma de resumen o listado de capítulos y hechos más importantes. Así es como compuse Estirpe Salvaje, por ejemplo. Otras novelas las he escrito guiándome más por la intuición, pero siempre con el guión claro en la cabeza.

¿Qué libro(s) estás leyendo ahora mismo?
Varios a la vez… Confieso ser un poco caótica y que para diferentes momentos del día o circunstancias (como viajes, esperas en lugares públicos, etc.) leo cosas distintas. Estoy leyendo El rey de las esfinges, de Paco Illán Vivas; Resurrección, de Lev Tolstoy y Mil Soles Espléndidos, de Khaled Hosseini.

Recomiéndanos un libro imprescindible, uno que no nos podamos perder, el que te llevarías a una isla desierta.
Bueno, no sé si lo recomendaría a todo el mundo… pero puestos a elegir, si sólo pudiera llevarme un libro a una isla desierta, me llevaría la Biblia.

¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído de niña?
Después de los cuentos de Grimm y Andersen, creo que mis primeros libros fueron simultáneamente la Biblia, la Ilíada y la Odisea, la Saga de Gudrun y versiones adaptadas de algunos libros de caballerías: Amadís de Gaula y Tirant lo Blanc.

¿Qué prefieres, playa o montaña?
Montaña.

¿Un lugar ideal para irte de vacaciones?
Un rincón apartado entre montes y campos, con aire puro, cielos despejados y mucho silencio.

¿Cuál es la última peli que has visto? ¿La recomiendas?
¡No lo recuerdo! Es terrible, pero sólo sé que la protagonizaba Nicholas Cage, que era de acción y poco más… Así que no, no la recomiendo, puesto que ha dejado tan poca huella en mi memoria :)

Unas cuantas de Friki:

¿Sandokán o Spiderman?
Sandokán, ¡era uno de mis héroes favoritos!

¿Conan o Batman?
Conan.

¿Star Wars o El señor de los anillos?
El señor de los anillos.

¿Indio o vaquero?
Indio.

¿Tom Sawyer o Harry Potter?
Tom Sawyer.
…¿se nota que me gusta lo salvaje y lo antiguo???

¡Gracias!

Gracias a ti, hada Elisabet.

Reseña biográfica:

Elisabet es Montse de Paz Toldrá.
Montse es licenciada en Filología Inglesa. Ha colaborado durante más de quince años en diversas organizaciones humanitarias. Su afición literaria arranca de su infancia y se ha nutrido con las múltiples experiencias adquiridas en su labor social y profesional. Ha escrito numerosos artículos de prensa, de opinión, reportajes y entrevistas. Redactora y directora de dos revistas, ha elaborado más de cien guiones cortos para programas de radio sobre valores humanos. Colabora asiduamente con algunas publicaciones y con varias instituciones, impartiendo charlas sobre solidaridad, voluntariado y temas que afectan a la mujer. Actualmente reside en Badalona, donde es co-directora de la Fundación ARSIS (http://www.arsis.org/). Ha escrito varios libros de ficción y de poesía, que espera publicar próximamente. En marzo de 2006 ha obtenido el 2º Premio Literario de la Federación Andaluza de Comunidades (Premios FAC), por su escrito en prosa poética Leyendas en un patio andaluz.

10 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Interesante entrevista, interesante sección. Yo también he tenido oportunidad de charlar con Montse de su obra y de otras cosas, que publicaré en breves fechas.

STB dijo...

Gracias, Paco.
Es una sección que tiene varios proyectos más en cartera ;)

Susana Eevee dijo...

Enhorabuena, Esteban, por la entrevista. Me ha encantado conocer un poco más a Elisabet y su obra. Buena selección de preguntas. Las respuestas de Elisabet han satisfecho por completo cierta curiosidad que tenía por algunas cosas relacionadas con sus libros.

Si no te importa voy a enlazar El Buen Pozo Sediento a mi blog, ya que lo sigo desde hace unas semanas.

Un saludo.

Lugareño dijo...

Muy interesante...

Paco, me encuentro tu libro mencionado en todas partes. Ya se te nombra hasta en "entrevistas ajenas" y junto a Tolstoi, jeje.

Saludos!
Desde mi "lugar" de la Huerta.

STB dijo...

Hola, Susana. Gracias por venir a la posada ;)
Enlazo y me pasaré por tu blog

STB dijo...

Gracias por volver, Lugareño.
Sí, hay muchas refrencias a Paco por la red... :)

Elisabet dijo...

Bueno, STB, me daba un poco de apuro pasarme... pero no podía menos que agradecerte tu espléndida invitación.

Y por cierto, es verdad que soy de costumbres frugales y suelo beber agua, pero ahora me siento un poco "fugaz" y aventurera... así que pido una cerveza y brindo porque otros libros de los que pasamos por aquí salgan a la luz en los próximos tiempos...

¡Salud!

STB dijo...

Hola, Eli :)
Seguro que muchos libros de clientes de la posada llegan a las librerías.
Ya hay alguno que tengo en cartera y más entrevistas.
:D

Teo Palacios dijo...

Buenas, STB

Maravillosa entrada esta entrevista, mostrando el lado más humano de la autora (y eso que su lado humano es de los grandes...)

Buen trabajo.

Un abrazo!

STB dijo...

Gracias, Teo.
Sí, un lado humano tremendamente grande y sencillo. Hablar con Eli es siempre gratificante :)
Con personas tan positivas es un placer charlar.