Páginas

viernes, 26 de diciembre de 2008

Entrevistando a... David Prieto

Todo un personaje. Le vi entrar en El Buen Pozo Sediento por el rabillo del ojo. Sus llamativos ropajes atraían la mirada aun sin quererlo. Su picudo sombrero y la pluma elegante que lo adornaba reclamaban silencio y atención.
Un charlatán, un truhán, un vividor, un mujeriego, un tahúr. De inmediato pensé en echarle de la posada. Así, sin más. Porque sabía que tarde o temprano me traería problemas.
Pero tan pronto como llegó al medio de la sala, sacó un laúd de debajo de su capa amarilla y comenzó a tañer sus cuerdas. Una dulce y suave voz acompañó el sonido del instrumento, recitando el romance olvidado de un esforzado caballero. Fue largo, sentido, emocionante.
Cuando termino de cantar, todos los parroquianos rompieron en un aplauso unánime, las camareras se me alborotaron y muchos le dieron palmadas en la espalda, felicitándole. Ya no podía echarle. Sabía que me traería problemas, pero por fin tenía delante un verdadero juglar.
Comió, bebió y cantó mucho más aquella noche. Una noche maravillosa que todos recordaremos en invierno, cuando se encienda la chimenea y alguien tararee por lo bajo alguna de las tonadas de este Juglar sin vergüenza.

¿David o dStrangis?
Depende del momento. En la red, últimamente, cada vez más David.

¿Por qué elegiste dStrangis?
Casualidad. Necesitaba un apodo para hacerme una cuenta en una página. Después he seguido usándolo para evitar problemas con mi mala memoria.

Preséntanos tu última obra.
La última obra en la que he participado (y que ha sido editada) es ¡Jodido Lunes! (antología del rechazo), una antología gamberra editada a través de lulu y bubok con otros nueve autores en la que todos los relatos fueron rechazados en el último Premio Domingo Santos. Estoy bastante orgulloso de ella, porque, además de un relato, la maqueté, presenté y portadeé.



La última novela.
Como trabajo más serio, la novela Urnas de Jade: Leyendas, primera parte de una trilogía de fantasía épica, con cuatrocientas páginas justas y publicada hace poco más de un año por Grupo AJEC. El trabajo de un tercio de mi vida.


¿A qué público va dirigida?
Bastante amplio, para mi sorpresa. Desde adolescentes un poco mayores a adultos creciditos. A partir de los quince, creo que podría englobar a cualquiera.

¿Qué contienen las “Urnas de Jade”?
No lo diré. Al final de la primera novela se desvela en parte. Y al final de la segunda se ve por completo.

¿Te costó mucho lograr la publicación de “Urnas de Jade”?
Y la yema del otro… sí, muchísimo. Casi nueve años de dar la tabarra a diferentes editoriales, con algún precontrato de por medio y más de un susto. Al final, salió, pero no sin haber cometido algunos errores de novato y haber aprendido bastante por el camino.

¿Habrá continuación?
Las hay. Varias. De momento, la segunda parte está preparada y, a falta de portada, esperamos sacarla en Marzo-Abril del 2009. Otras cuatrocientas páginas (ni que estuviera hecho a propósito) que parten directamente del final de la primera. La tercera, cuando toque, pero lo único que le falta es revisarla un poco más. Esperemos que podamos cumplir para el 2010.

¿Tienes más obras publicadas?
Algunos relatos, cortos y largos. En Visiones 2006, Tierra de Leyendas V, Pequeños Grande Cuentos… ahora mismo estoy esperando a que se publiquen 65 Instantes y Otros Relatos (el mío es uno de los otros) y un par de cosillas más.

¿Qué has escrito últimamente y en qué estás trabajando ahora?
Lo último que he escrito han sido una serie de ucronías y una novela de fantasía no épica en la que he puesto muchas esperanzas y que ya está circulando a nivel editorial. También estoy escribiendo un par de relatos y otra novela situada en Drashur, el mismo mundo de Urnas de Jade, pero no sé adónde me llevará, porque, a pesar de que sucede al mismo tiempo que las historias que cuento en los primeros libros, no tiene nada que ver. Me está saliendo demasiado rara.

Según parece, por las estadísticas, los jóvenes leen menos ahora que antes, pero he recogido opiniones que no están de acuerdo en absoluto con esa afirmación. ¿Qué opinas?
Cada vez me fío menos de las estadísticas, pero no me extrañaría que fuera así. Lo que es seguro es que hay algunos jóvenes que leen mucho y un gran porcentaje que siguen sin leer nada (al menos de forma voluntaria).

¿Qué podemos hacer para fomentar la lectura de los chavales?
Sinceramente, no lo sé. Tal vez consiguiendo que lo vean como algo divertido, en lugar de como un trabajo. Existe un ministerio que debería intentarlo, pero lo cierto es que no sé a qué se dedican.

Hace poco has entrevistado a George R.R. Martin en la Semana Negra de Gijón. Eso tuvo que ser toda una experiencia para recordar.
Le entrevistamos entre Alex Guardiola y yo y la verdad es que para ser la primera entrevista que hacíamos nos sentimos muy cómodos. Martin es un hombre realmente abierto y respondió largo y tendido a cada una de las preguntas que le hicimos (sólo tienes que leer la entrevista, escucharla o verla en youtube). Destacaría de él que parece una persona muy normal y que conversar con él resultó muy agradable.

Analista clínico, escritor, diseñador gráfico… ¿alguna otra afición inconfesable?
Diseñador gráfico, sólo de pasada y a tiempo parcial. No tengo muchas aficiones más, al menos a las que les dedique demasiado tiempo. Acumular libros y cómics, comprar más estanterías para los libros y cómics, volver a llenar las estanterías con libros y cómics…

¿Cómo te dio por el diseño grafico? La portada de “Sombras de una Vieja Raza” tiene una pinta estupenda.
Tenía un Photoshop y una cámara digital a mano y me sobraba tiempo. Eso, unido a mi incapacidad para dibujar y a que a Alex le gustó. De momento, junto con una ilustración que colé en Tierra de Leyendas V, es lo único que he hecho de forma semiprofesional, aunque tengo un par de cosas en la recámara, pero tendrán que esperar hasta que les toque el turno.

¿Cuántas horas le echas escribiendo al día?
Depende mucho del día. Paso muchas más delante del ordenador de las que realmente utilizo para escribir. Dos, tres, algún día más. Los últimos mucho menos. Estoy un poco bajo de forma, pero ya pasará. Los baches sólo son temporales. Supongo que por eso los llaman baches.

¿Corriges o reescribes mucho lo que escribes?
Muchísimo. Cada párrafo nada más terminarlo, cada escena varias veces y cada capítulo varias veces más. Luego, por arcos argumentales más veces y cuando he terminado la obra en sí, un poco más. Eso, antes de pasárselo a los correctores “oficiales”. Cuando ellos terminan, yo reviso sus revisiones.

No sólo has escrito una novela, has creado todo un mundo, ¿dónde encuentras la inspiración?
En todas partes y en muchos años de lectura. Empecé a escribir muy tarde y a leer muy pronto. Lo cierto es que, salvo algunos ejemplos muy concretos de algunos personajes y situaciones, la mayor parte de Drashur no sé de donde viene exactamente.

¿Y si te asalta un día por la calle, qué haces?
El papel y el bolígrafo están en el bolsillo del abrigo o del pantalón. Siempre. Me paro y anoto.

¿Nunca has tenido ideas geniales que se te han olvidado por no apuntarlas?
No. Geniales no suelo tener ninguna (ojalá). De las otras, las más normalitas, sí he perdido unas cuantas. Luego surgen otras y voy tirando de ellas. Lo que sí me ha fallado ha sido el bolígrafo, que me ha dejado a mitad de párrafo en más de una ocasión, sobre todo en invierno y por problemas de congelación de tinta.

¿Quién es la primera persona que lee tus escritos? ¿Sigues sus consejos?
Hay un grupo de cuatro o cinco personas que es más o menos estable y, en ocasiones, he recurrido a otros lectores para que me dieran sus puntos de vista y me machacasen desde más lejos (la familia y los amigos acaban volviéndose blandos aunque no quieran). Suelo seguir la mayoría de los consejos que me dan, aunque no todos. Siempre hay asuntos en los que no cambio ni una coma.

¿Cuando escribes lo haces siguiendo un guión previamente establecido o simplemente te sientas y comienzas a teclear lo que va saliendo?
Dependiendo de lo que esté escribiendo. Con los relatos soy más anárquico que con los textos largos, aunque siempre me dejo llevar más por la inspiración que por los guiones. Si hay de estos últimos, suelen ser muy elementales, con algunos detalles a nivel de la trama general o de lo que tiene que pasar en determinado capítulo. A veces, incluso habiendo un guión, acabo por saltármelo.

¿Cómo ves el panorama de la literatura fantástica a nivel nacional? ¿Y en Castilla y León?
Diré lo mismo que en la última Hispacón, donde tuve el privilegio de compartir charla con José Miguel Vilar: la literatura fantástica española sobrevive. Estamos mucho mejor que hace una década (en calidad, cantidad y ventas), pero algo peor que hace un par de años. Y, aunque no se quiera admitir, tocan vacas flacas. La crisis se deja notar en todas partes, al menos en cuanto al riesgo que asumen las editoriales. En Castilla y León hay movimiento, poco, pero lo hay. El problema en esta comunidad, a mi entender, es que no existe el asociacionismo que hay en otras. No somos demasiados y no nos juntamos para hacernos notar.

¿Qué libro(s) estás leyendo ahora mismo?
Ahora mismo estoy en un periodo entre lecturas, después de terminar el sexto tomo de Geralt de Rivia, La Torre de la Golondrina. Cuando me decida, leeré otro de los de la pila. No suelen durarme más de dos o tres días, pero durante ese tiempo no escribo, así que suelo espaciarlos bastante.

Recomiéndanos un libro imprescindible, uno que no nos podamos perder, el que te llevarías a una isla desierta.
Cómo salir de una isla desierta es un libro fenomenal para llevarse a una isla desierta. En cualquier otra circunstancia, recomendaría leer, al menos una vez en la vida, La Historia Interminable.

¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído de niño?
Ahora mismo, no lo sé. Puede que alguno de El Barco de Vapor o de Los Tres Investigadores. Sí me acuerdo de que con diez u once años leí por primera vez, precisamente, La Historia Interminable. Dos días y medio sin despegarme de la cama o del sofá más que para comer.

¿Qué prefieres, playa o montaña?
Me aburren las dos. Prefiero la ciudad, aunque, si hay que elegir, montaña.

¿Un lugar ideal para irte de vacaciones?
Londres, Florencia, Estambul, Kyoto… cada una es diferente y puedes hartarte a andar sin ver lo mismo dos veces. A ver cuando salgo de viaje otra vez y puedo verlas otra vez…

¿Cuál es la última peli que has visto? ¿La recomiendas?
Outlander. Sólo si es gratis y no se tiene ninguna expectativa.

Unas cuantas de Friki:
¿Sandokán o Spiderman?

Spiderman, aunque no el de ahora mismo, sino el que tenía una historia que avanzaba, igual que la vida de una persona real. Si tuviera que elegir entre lo que se está publicando, el de la línea Ultimate, que, es curioso, se parece más al original.

¿Conan o Batman?
Cualquier cosa antes que Batman. Ese tío no puede ser el mejor en todo lo que hace. No me lo creo.

¿Star Wars o El señor de los anillos?
Si te refieres a películas, Star Wars. Si hablamos en general, El Señor de los Anillos.

¿Indio o vaquero?
A cada cual lo suyo. No elegiría ninguno de los dos.

¿Tom Sawyer o Harry Potter?
Potter, por lo que ha supuesto para la literatura fantástica juvenil en los últimos años. Sawyer porque es un clásico. No tienen nada que ver.

Y a eso del alba se despidió con una reverencia, haciendo un molinete con su capa y guiñandonos un ojo. Todos le recordaremos. Especialmente yo, que me levantó la bolsa de la faltriquera y se llevó consigo unas cuantas monedas. Aún así, David, puedes volver a la posada cuando gustes. Y no olvides el laúd.


David Prieto Ruiz, nació en Salamanca, aunque pasó buena parte de su infancia y adolescencia en Zamora. Es licenciado en Medicina y especialista en Análisis Clínicos.
Ha publicado relatos en varias Antologías: Hijos del pantano (Visiones 2006), Extractos ( Tierra de Leyendas V ), Oscuridad manifiesta ( Te lo cuento) y Dejarlo para luego (Pequeños grandes cuentos). Fue finalista en el IV Concurso Melocotón Mecánico con Higwayman, y obtuvo una Mención Honrosa en el II Concurso Coyllur con El Señor de la Guerra.
Urnas de Jade: Leyendas . Es su primera novela de Fantasía y parte de un ambicioso proyecto que lleva gestándose a lo largo de muchos años.


5 comentarios:

Teo Palacios dijo...

David y Esteban... vaya dos patas "pa" un banco...

Un abrazo para ambos!

___________________ dijo...

Una buena entrevista, me ha gustado, en especial las preguntas más "gamberras" como la de Batmásn o conan :-)


Un saludo,

Pedro.

STB dijo...

Me alegra que os guste.
En realidad las preguntas no son nada sin una buena respuesta. Y eso es obra de David ;)

Alex dijo...

a mí también me ha gustado esa parte friki.

dStrangis dijo...

Pues a mí no me ha gustado...
No, que es coña. Sí me ha gustado. Buena entrevista.