Páginas

jueves, 18 de diciembre de 2008

Queridos Reyes Magos

Este año he sido muy bueno.
Ejem...
Este año he sido bueno.
Ejem...
Este añoooo... este añoooo... ¡he sido casi bueno!
Por lo menos soy sincero, espero que sepáis apreciarlo.
Os escribo con tiempo para que luego no me vengáis que si no hay tiempo, que si los proveedores, que si las horas extras de los pajes van carísimas... Además, este año no quiero nada para mi.
Para este año que llega os pido un saco de sonrisas para mis amigos y familia, una pared llena de agujeritos para el vecino del quinto ( a ver si deja ya el taladro), unos cuentos llenos de dibujos para los pequeños César y Ane, que acaban de nacer, una carretilla llena de carcajadas para mi pequeño ayudante, que se hace de rogar, un enorme éxito de ventas para todos los amigos cuentistas de El buen Pozo Sediento (Eli, Paco, David, Srider...) un par de calcetines nuevos para mi gato favorito (y un cuento para el peque que viene), unos buenos zapatos para empezar a correr para Alba y Marta, un poco de suerte para el viajero Chela, que siempre se encuentra con los fregados en China, India...
También quiero una saco de ilusión y felicidad para mi cocinera, sin ella la posada no sería la misma, un frasquito de salud para el abuelo, que aún tiene que escribir sus memorias, unos cuantos años más de regalo a los bisabuelos, que les esperan muchas alegrías, una moneda para ese probe que pide en la esquina y que no hacemos ni puto caso, un muñeco cariñoso a todos los peques que son maltratados por sus propios padres, seguridad, confianza y autoestima a todas las mujeres que sufren maltrato, un platito de comida a todos los nenes que no tienen ni para comer, ayuda a los padres que pierden su trabajo y tienen familia...
A ver si este año os estiráis un poco, que el año pasado os pedí tiempo para mi y me trajisteis un reloj del todo a 100.
Y mira, sí que os voy a pedir una cosa: quiero un sobrino, pero no me lo traigáis a mi, lo dejáis en otra casa ;)
Se despide:
El gordo posadero.

5 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Gracias por lo que me toca, amigo Esteban.
Y ojala los Reyes Magos te traigan todo cuanto pides, para ti, para tu familia, para tus amigos, para tus enemigos.

Saludos desde No es país para tontos

STB dijo...

Gracias, Paco.
¿Enemigos? Que yo sepa no tengo ninguno. Yo no me meto con nadie nunca...

Mont dijo...

Anda que no pides nada;-) Ojalá que todo se cumpla; bueno, casi todo.

Por cierto, las botitas pucelanas serán entregadas a su destinatario en la noche D (¡por fin!, ¡ya era hora!, ¡anda que...!). Es que se escondieron, las muy tunantas.

Más por cierto: algún día tienes que contar lo de las zapatillas:-)

mary dijo...

Posadero, las botitas llegaron ya, rojas como Papá Noel. El destinatario parece que les dará buen uso, pues ya ahora da buenos conciertos de patadas.

Un beso y ¡Feliz año para todos!

STB dijo...

Hola, Mary. ¡Conciertos de patadas! Qué alegría.
Muchos besos y disfruta con tu pequeñín.