Páginas

jueves, 22 de abril de 2010

Entre Lobos


Entre Lobos. Así se va a titular la próxima película de Gerardo Olivares (director de La gran final y 14 Kilómetros).
Para encontrar historias de niños abandonados en la selva, criados por animales y descubiertos años después, no hace falta buscar en la India, o en Camboya. En España, en esa España siniestra post-guerra civil, llena de hambre y miseria, encontramos la historia de Marcos Rodríguez Pantoja.
A Marcos lo vendió su padre, allá en el año 53, a un pastor de Sierra Morena. Marcos tenía 6 o 7 años. Eran tiempos duros para un piconero, un rapaz menos y una boca menos a comer.
Con aquel pastor aprendió los secretos del monte, a cazar, a sobrevivir al raso. Y aprendió que la miseria humana no tenía límites: nuevamente fue abandonado, en la montaña, en una cueva a la que nunca volvió ese pastor.
La vida de Marcos no era mejor antes, así que él no quiere volver. Convive con los animales en plena naturaleza y su rutina cobra un inesperado rumbo cuando una loba y su manada le adoptan. Con ellos vivió una vida salvaje, plena, intensa y libre hasta que a los 19 años fue descubierto y... cristianizado.

Ahora, muchos años después, el director Gerardo Olivares descubre su historia y tras un arduo trabajo, localiza a Marcos con vida. Esa ha sido también una aventura apasionante, un descubrimiento maravilloso de un hombre con corazón de lobo. "Los animales son mejores que las personas" asegura el propio Marcos. Probablemente tiene razón, incluso generalizando, como él hace. Razones no le faltan.
La película se ha rodado con animales amaestrados, criados por Pepe España, lobero de Cañada Real (Peralejo, Madrid). Pepe dice sentirse sorprendido. "Nunca he visto nada igual". Marcos se funde con los lobos, se tira al suelo y ellos lo huelen, juegan, lo aceptan como uno más. Él es uno más, nunca ha dejado de serlo, en realidad.

Esta apasionante historia llegará a las pantallas el próximo otoño.
Para no perdérsela.

2 comentarios:

Martikka (Marta Abelló) dijo...

¡Uau!Me encanta. Seguro que no me la pierdo. Gracias por la reseña y la recomendación.

Pablo dijo...

Esa hay que verla :D
¡Saludos!