Páginas

viernes, 19 de diciembre de 2008

Sin palabras


Se necesita acogida urgente para este podenco al que algún desalmado ha arrancado los ojos.
Le han rescatado de la calle, dónde estaba condenado a morir de frío y hambre, sin poder ver y muerto de dolor.



No tengo palabras que describan al hijo de la grandísima piiiiiiiiiiiiiiiiiiiii que ha podido hacer eso. ¿Podrá dormir por la noche?

4 comentarios:

Teo Palacios dijo...

Este tipo de cosas son las que me amargan el día. ¿Como puede alguien ser tan cabrón e hijo de puta, (ya que tú tienes el buen tino de censurar el comentario, deja que yo no lo haga) para hacer semejante salvajada a un pobre animal?

Faltan las palabras...

STB dijo...

Ya lo creo. Se me ponen los pelos de punta de pensar en el dolor que el pobre animalillo ha tenido que soportar.
¿Y el cafre que lo hizo? Lo podían empalar...

J.E. Alamo dijo...

¿Os sorprende esto? Lamentablemente no sólo son los pobres animales quienes sufren los desmanes de las bestias que se llaman hombres, mirad sino lo que hacen con otros seres humanos e incluso con los niños. El caso de Alba me hiela el alma cada vez que sale en las noticias.
Ojalá el pobre animal encuentre un hogar, le ofrecería el mío sólo que vivo en un piso pequeño y sin terraza.
Buen blog, por cierto

STB dijo...

Por supuesto que me pone aún peor lo de los niños maltratados. Pero lo peor no esconde lo malo :(
Gracias por pasarte.