Páginas

jueves, 11 de noviembre de 2010

En realidad nunca me he ido...


Hola de nuevo.
Alguno (espero que alguno) habrá echado en falta las actualizaciones, los comentarios, los desvaríos, las reseñas y las tonterías varias que se me ocurren.
Han sido dos intensísimos meses... con repentino cambio de trabajo incluido (de un día para otro).
Ahora empiezo a estar mejor organizado (!y con ordenador nuevo¡) y creo que de vez en cuando voy a poder seguir con la labor de posadero en El Buen Pozo Sediento.

El Kindle 3 va de cine... aunque solo he podido leer un par de libros en él (la cocinera se ha apoderado de él y no quiere devolverlo).
La novela en curso está pausada, que no detenida, a la espera de tiempo libre para respirar y retomar la buena marcha que tenía. En este tiempo creo que he aclarado algunos aspectos que no encajaban y lo tengo un poco más claro.
Y por lo demás... el cambio ha sido para mejor.

Gracias por estar ahí y volver de vez en cuando.

En breve subo una reseña.

9 comentarios:

Pableras dijo...

Pensé que habían cerrado la posada...
¿Qué tal el pececito?

Susana Eevee dijo...

Pues esta "alguna" sí te ha echado menos.
Me alegra que vuelvas a tu labor de posadero y a retomar la novela.

¡Un saludo!

STB dijo...

El pececito va estupendo. Ahora mismo estoy usándole. :)

Gracias Susana :D

dStrangis dijo...

¡Ya era hora de que volvieras!

A.J.Srider dijo...

Sé bienvenido, ya no sabía dónde ir a picar esas tapas que te gastas por esta taberna.
Un abrazo.

STB dijo...

Pues venga, una ronda de tapas de riñoncito de orco y unas cervezotas por cuenta de la casa :D

labelens dijo...

ves, como la cocinera se ha apropiado del kindle, en vez de leer puedes escribir... je je je

¡no sé si te lo voy a devolver!

STB dijo...

nooooooooooooo

Lugareño dijo...

Siempre es un placer regresar, amigo STB. Máxime en estas fechas, en que necesitamos reposar un poco junto a tu chimenea, para resguardarnos de este frío que nos invade (y "calentar nuestros huesos"), mientras compartimos unas cuantas palabras, sobre lo vivido y lo imaginado.

Un abrazo.
Desde mi lugar de la Huerta.