Páginas

martes, 14 de junio de 2011

La "otra" Historia Interminable

Estas últimas semanas me he prodigado poco por la posada. Lo siento, este gordo tabernero ha estado ocupado en un proyecto editorial muy especial.
Este proyecto, un auténtico bombazo, ha visto por fin la luz y el resultado es este:



Por supuesto que sí, un interesantísimo concurso de relatos publicado en papel, un best-seller de las aulas ;)
Este concurso está englobado dentro de las actividades para fomento de la lectura (y de la escritura, que de eso se olvidan). Actividades obligatorias para los profes, que algunos se toman como una molestia, y que yo he tenido la suerte de poder compartir con una entusiasta profesora de lengua.
Nos lo hemos pasado genial, y algunos relatos son realmente sorprendentes, teniendo en cuenta la edad de los escritores... Sí, nos ha tocado currar un poco, pero ha merecido la pena. Y creo que los chicos se lo han pasado estupendamente. Cualquier cosa es mejor que dar clase, ¿eh? (que no se enteren que esto también formaba parte de las clases). Ellos han sido el imparcial jurado y han votado a sus favoritos.
Además de los relatos, los propios chicos se han currado la portada y las ilustraciones. También hemos añadido algunas de las actividades realizadas con motivo de la celebración del Día del Libro: jeroglíficos, literatura insólita, poemas dadá y caligramas.
Todo se lo han currado ellos (y allí estábamos nosotros para corregir).
El resultado es que los chicos han leído, han escrito, han dibujado, se han esforzado, se han coordinado, han aprendido a contemplar la literatura desde otros puntos de vista menos convencionales... y han conseguido un recuerdo de valor inestimable.
Dentro de quince o veinte años, cuando pasen las hojitas de este librito de 65 páginas, podrán dejar abierta la puerta de la memoria y recordar con una sonrisa a sus compis de clase (a algunos les perderán la pista para siempre, como nos ha pasado a todos). A su cabeza volverán los alocados tiempos del insti.
Y tal vez, solo tal vez, vendrá a su cabeza el recuerdo de este gordo posadero que ejerce de profe con toda su ilusión.
Suerte, chicos. El mundo es vuestro.

3 comentarios:

A.J.Srider dijo...

Pues, ¡Enhorabuena!
Yo estoy terminando Fugaces, otra vez. ¡Cómo me gusta esta novelita tuya!
Por cierto, a ver si en verano nos ponemos al día :D

Rql dijo...

Ehhhhhhhh....... esto me lo tienes que pasar, me apetece ver qué se cuece por tierras segovianas. Llévatelo pa' la playa y a ver si allí saco un huequillo pa' leerlo. Qué bien que consigáis apoyo para hacer cosas así, vuestros chicos estarán contentos.

Besos y enhorabuena por tu labor!!

Esteban González García dijo...

No hay problema, a la playa lo llevo.
¿Apoyo? Han sido unos pocos euros los que ha tenido que poner el centro, el resto es trabajo de los profes y de los chicos.