Páginas

viernes, 26 de marzo de 2010

Juguetes rotos

Voy a hacer un esfuerzo por escribir esta entrada sin poner palabrotas.
Ni una sola.
Palabrita del niño Jesús.
Ando un poco mosqueadito y bastante decepcionadito. Vosotros os preguntaréis el porqué. A ver qué le pasa ahora al cascarrabias este, malaleche, más que malaleche.
Pues resulta que estaba yo jugando con mi cajita llena de juguetitos (parezco Flanders), tan entretenido, tan tranquilo y sin molestar a nadie, cuando me he enterado que todos mis juguetes están rotos.
No, no he sido yo. Parece ser que ya venían rotos de la tienda. Todos.
Nunca abrí la cajita, para que me duraran más, así que ni siquiera he llegado a verles. Ç'est la vie, gordo posadero, me han dicho. Y ahora resulta que tengo una cajita llena de juguetes rotos.
Pero eso no es lo peor. No, no.
Lo peor es que, aunque nadie me lo ha dicho, he deducido yo solito que los juguetes no estaban rotos dentro de la cajita. No. Simplemente, los juguetes no estaban allí. Nunca estuvieron. Todo ha sido imaginación mía.
Así que no solo sufro por mis juguetes rotos. Nunca he tenido juguetes y he estado como un tonto (tonto no es palabrota) perdiendo tiempo. Peor me sienta cuando pienso en qué otras cosas podría haber empleado ese tiempo perdido.

Todo esto viene tras la OEP (oferta de empleo público) de la Junta para educación. Ha habido un recorte drástico de plazas ofertadas y algunas especialidades como la que yo estudiaba van a ofertar CERO plazas.
Es la crisis. Ya. Se piensan estos políticos que nos gobiernan que somos imbéciles (¿imbécil es palabrota?). Todas las plazas que no se oferten van a ser cubiertas sí o sí de forma interina. Y como todo el mundo sabe, los interinos no cobran sueldo ni antigüedad ni vacaciones...
El ahorro es nulo. NULO, señores políticos (¿políticos es palabrota?).
Pero de cara a la galería queda muy bien. Oh, oh, tenemos menos funcionarios, pero es por la crisis...
Así que, aquí un imbécil (¿habíamos quedado que imbécil no era palabrota, no?) que ha estado ocho meses estudiando y preparándose para un examen que nunca se va a celebrar... presuntamente. Digo esto porque aún es provisional, aunque tiene todos los visos de cumplirse. Pero cabe la posibilidad de que cambien algo... lo sé, soy un iluso.

Ocho meses madrugando a diario, algunos días a las 5 (¿5 de la mañana es madrugar?), madrugando los fines de semana, perdiendo todas las tardes, dejando de lado otras cosas... total para nada, para absolutamente NADA.
Bueno, sí. Ahora he interiorizado y asumido perfectamente el significado más profundo de NADA. Lo entiendo, cuando lo use, sabré hacerlo con propiedad.
Así, que señores políticos, pueden irse todos a tomar por el culo (culo es una parte del cuerpo...), de ustedes ya no espero NADA. Y eso es exactamente lo que deben esperar ustedes de mí las próximas elecciones: NADA.

Y ya no os doy más el coñazo. Que me conozco. A medida que escribo me caliento y me entran ganas de acordarme de la puta madre de algún político chanchullero y había prometido no escribir palabrotas (¡uy, he dicho político otra vez!).

9 comentarios:

Alex dijo...

Pues me parece que no va a ser la única oferta de empleo público que va a hacer eso, veremos a ver las de secundaria, que se comenta mucho eso. Vamos que en Castilla y León, seguimos en el pasado, da igual la crisis o no.

Ánimo Esteban.

STB dijo...

De eso hablo, de secundaria en CyL
:(

Marta Abelló dijo...

No me queda más que darte ánimos y esperar a que se te pase la mala leche (lógica).
Paciencia y resignación...

Saludos y de nuevo ánimos.

Raquel dijo...

Muy lógica tu mala leche. Te has quedado corto a la hora de hablar de los políticos, pero... ánimo que a veces "no hay mal que por bien no venga".

Teo Palacios dijo...

Ánimo, posadero. Ahora lo que tienes que hacer es disfrutar de supermán todos esos ratos que le ibas robando al reloj.

Un abrazo fuerte!

STB dijo...

Gracias, majetes.
Sí, eso es lo que hago: dedicar mis tardes a volar con Superman y atrapar a todos los malos de Metrópolis. :)
(y correr por la plaza con la pelota)

Belen dijo...

Posadero, lo que tú dices que has hecho el tonto, algunos lo vemos como afán de superación, fuerza de voluntad, ganas de pelear, echar coraje a la vida. No es fácil no conformarse con lo que se tiene y sacrificar tantas y tantas cosas para intentar conseguir lo que esperas que va a ser mejor para ti y para los tuyos. Tú has hecho lo correcto. Y muchos te admiramos por ello.
Nunca se sabe por qué pasan las cosas ¿recuerdas?

STB dijo...

Es difícil ver el lado positivo, de momento.
Gracias, cielo.

Daniel dijo...

No se de que me suena la historia... tampoco me voy a entretener y aburriros sobre porque no valen estas soluciones anticrisis...
http://rufadas.com/2010/03/26/breve-resumen-de-la-sociedad-del-siglo-xxi/
Es muy breve... prometido.
Animo y muchos abrazos.